Cuantas veces hemos sentido “caernos” o hemos sentido “que el muerto se nos sube” o nos han contado que sucede algo similar a ello.

Bueno aquí les explico rápidamente que los dos sucesos tiene que ver con los estados de sueño que presentamos al dormir. El primero siendo en un porcentaje del 75% aproximadamente es una fase sin Movimientos Rápidos de Ojos o conocida mejor como no R.E.M. (por sus siglas en ingles “Rapid Eye Movment“) y el otro 25% es la fase R.E.M (en esta última es dónde se presenta la parte onírica).

Ahora bien cuando sentimos que nos “caemos” se debe a dos factores: el primero cuando el cuerpo tiene tono muscular y el segundo cuando se pierde. Cómo se dijo en líneas anteriores hay dos fases, la primera (no R.E.M.) es dónde el cuerpo presenta dicho tono muscular, al momento de pasar a la segunda fase (R.E.M.) se pierde ese tono y en algunos casos llegamos a advertir esa relajación, percibiendo una especie de “caída“, ya que digámoslo así, todos los músculos “se aflojan“.

Muerto

El otro mito, “se me subió el muerto” se puede explicar de la siguiente forma: hay un ligero desfase entre estas dos etapas(no R.E.M. y R.E.M.), sintiendo o percibiendo este “fenómeno“. Sin embargo, hay que entender que es el momento justo entre despertar y recobrar el tono muscular. Normalmente ocurre cuando el sueño R.E.M. es interrumpido de forma abrupta, en ocasiones se puede acompañar de alucinaciones auditivas, visuales o táctiles las cuales se presentan a partir del sueño que estábamos teniendo con antelación.

Cómo dato curioso, en una breve encuesta entre latinos y estadounidenses con este tipo de trastornos del sueño, los primeros han referido ver muertos mientras que los segundos extraterrestres.

Por lo tanto podemos entender que estos dos sucesos, son derivados de ciertas circunstancias fisiológicas que suceden en un momento determinado y que mientras no encontremos una explicación le buscaremos una explicación “fuera de este mundo“.

Anuncios