El ser humano es un ser social, el cerebro se encuentra diseñado para ayudarlo, de acuerdo con las últimas investigaciones las emociones se pueden contagiar fácilmente. Las neuronas espejo, se excitan ante determinadas acciones, permitiendo hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás. Aquí les dejo tres de los últimos estudios que se han realizado, con respecto al tema de cómo transmitimos o percibimos las emociones.

El estrésEn un experimento realizado en el Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas por Veronika Engert se concluyó que el sólo observar a una persona lidiar con una situación estresante era suficiente para generar cortisol (“la hormona del estrés“) en el espectador.

  • Dentro de este experimento se ingresaron voluntarios de ambos sexos, algunos de ellos emparentados mientras que otros no se conocían. Se hicieron dos grupos, se integró el primero con parejas que tenían algún parentesco; el segundo grupo se formó con sujetos que nunca habían tenido contacto entre sí. El experimento consistía en observar a su compañero confrontar una situación estresante (resolución de cálculos aritméticos desafiantes o entrevistas exigentes), obteniendo el aumento de cortisol en hasta un 95%, por parte del espectador.
  • Las observaciones se realizaron de dos formas distintas: la primera fue a través de un espejo unidireccional y la segunda por medio de un vídeo. En la primera parte se observó que en el 30% de personas sin parentesco aumentó ésta hormona, mientras que los sujetos con parentescos llego hasta un 40%. Por medio del vídeo (la segunda parte) el aumento se observó hasta en un 24% en ambos grupos.

Por lo tanto, se puede inferir que al estar estresados no solamente nos afecta, sino que a la gente que se encuentra cerca.

Por otro lado, en la Universidad de Koc (Estambul) junto con en el Instituto Superior de Psicología Aplicada (Lisboa) se realizaron estudios con respecto a la felicidad, arrojando como resultados: cuando estamos felices, segregamos ciertas sustancias químicas que perciben los que nos rodean.

En conjunto con la publicación de Psychological Science que dice: “el sudor producido por una persona con sentimiento de felicidad, induce un estado similar a un sujeto que inhala el sudor”.

Tanto las emociones positivas (felicidad, etc.), como las negativas (miedo o enfado, etc.) que se han estudiado, pueden ser transmisibles por medio de nuestro sudor.

estrésLa Nse. Marita Castro (2015) indica que las obligaciones desmedidas (causantes de estrés) perjudican dos áreas del cerebro: el hipocampo (memoria) y la corteza pre-frontal (funciones cognitivas complejas). Comenta tres puntos que debemos observar, para evitar ello:

  1. Descanso durante el día, darse diez minutos al día nos ayuda a bajar la tensión.
  2. Facilitar e impulsar momentos sociales como charlas creando vínculos más humanos.
  3. ¿Qué estado emocional voy a contagiar? hay que tener presentes como interactuamos con los demás, la forma de expresarnos y actuamos.

Por todo lo anterior, como se dijo en un inicio, nuestro cerebro nos permite ser sociales y por lo mismo se encuentra diseñado para percibir los estados de animo de nuestros semejantes, así mismo, los demás perciben los nuestros. Por lo que sería interesante tener observancia en nuestros estados de animo antes de iniciar cualquier tipo de contacto social, ya que este puede influir en ese momento.

Todo lo anterior es una parte de como podemos ir influyendo en nuestro entorno, teniendo en cuanta que no es la totalidad y que hay otros factores, que al igual que el estado de animo, intervienen. Pero con una mejor visión de nuestro entorno, podremos iniciar esa pequeña modificación en nuestra conducta. Dejo claro que debemos ser congruentes con la situación por la que estamos pasando, si hay alguna situación (duelo, perdida, etc.) no estaremos alegres.

La felicidad, cómo la hemos dejado en otro escrito anterior, es de forma subjetiva, por lo que cada uno encontraremos las conductas y actividades que nos dejen algún bienestar y son ello podremos estar de mejor humor y porque no transmitir a alguien cercano algo de nuestro buen humor. Somos seres sociales y no podemos evitar a los que nos rodean.

Anuncios