La profesora Dolores Mojarro del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Sevilla explico, en el VIII Congreso de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), los problemas observados en niños antes, durante y después de la separación de los padres. Indicó que la familia es el medio principal para el desarrollo del niño en los ámbitos social, cognitivo y emocional, así mismo puede servir como un desestabilizador, patógeno o desencadenante de patologías cuando hay conflictos dentro de este circulo.

HijosComenta que en el 50% de las demandas de separación en España, se puede observar niños afectados, dentro de los cuales el 10% puede presentar riesgos a padecer trastornos y este porcentaje se puede elevar hasta un 20% o 25% dependiendo de la descomposición familiar y de su edad.

Dentro de las problemáticas tratadas en terapia o que se encontraron dentro en ésta población, hay ciertos puntos que sobresalen:

  • Violencia encubierta (destruye sentimientos, emociones y la autoestima): en muchos casos la persona que es victima de este tipo de violencia, se cree la causa de las agresiones recibidas. Los que sufren este tipo de ataques son de tipo verbales, invalidación, critica, juicios, descalificaciones y les evitan contacto social (esto para que se sientan sin apoyo).
  • Grado de conflictividad entre padres.
  • Descenso del nivel adquisitivo: por efecto de la separación.
  • Síndrome de alienación parental (SAP): se denigra e insulta sin justificación a uno de sus progenitores, por lo regular es el padre, digamos que es un “lavado de cerebro” para modificar la consciencia del hijo para impedir, obstaculizar o destruir el vínculo con el otro progenitor. Este síndrome no es aceptado por el CIE-10 ni el DSM-V, sin embargo, los especialistas han encontrado ciertos rasgos para poder delimitar estas manifestaciones.

México no es la excepción, habría de realizarse una investigación dentro de la sociedad mexicana, para llegar a una conclusión más apegada a nuestra realidad. Sin embargo, he visto casos en los que la ruptura de pareja afecta en demasía a los hijos y en ocasiones se ven involucrados en estos problemas; ya sea por una pelea de custodia o simplemente terminan asumiendo culpas de los problemas de sus padres; así mismo me han tocado casos, que asumen sus responsabilidades los adultos dejando una vía más tranquila para los infantes.

Debemos observar que consecuencias tienen nuestros actos, tratando de analizar lo que sucede si decimos algo o hacemos aquello. Si la vida en pareja ya agoto todas las posibilidades, es cuándo se toma la decisión de terminar una relación. La comunicación entre los involucrados será la parte más importante, ya que se pueden ir “limando las asperezas” que se propician a partir de ciertas inconformidades con la pareja.

Psicólogo parejaDentro de la relación debe existir la comunicación, hoy día se ha perdido por los diversos distractores que tenemos a nuestro alcance sin permitir enfocarnos en la persona que duerme o esta junto a nosotros. Sin importar sea hombre o mujer, ambos géneros tenemos nuestros defectos, lo importante, es tratar de congeniar y solucionar nuestros problemas sin involucrar a terceros y menos si son nuestros hijos lo que tienen que , en algunas ocasiones, cargar con nuestras culpas.

De cualquier forma cuándo no se sepa hacer, habrá que acudir a un especialista en este caso un Psicólogo, por su puesto.

Anuncios