Mañana lo hago, mejor veo una película… aún falta una semana para entregar tal trabajo, vamos a la fiesta… dieron prorroga hasta marzo para realizar tal tramite, vayámonos de vacaciones… Estas y otras expresiones que utilizamos en nuestra vida diaria, postergando actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables es lo que refiere la palabra “Procrastinar“.

En algún momento de nuestra vida hemos postergado algo que no nos llama la atención o de plano nos da flojera? se podría decir que cualquier persona lo ha hecho, ya sea en alguna tarea escolar, de casa o laboral.

En un inicio podríamos pensar que el dejar las cosas pendientes y realizar actividades más llamativas o recreativas nos deje una mayor satisfacción, sin embargo, de acuerdo a los resultados encontrados en un estudio realizado en Alemania, donde colaboraron 1350 mujeres y 1177 hombres entre los 14 y los 95 años, a los cuales se les aplicaron cuestionarios sobre procrastinación, estrés, depresión, ansiedad, fatiga y satisfacción con la vida, resultó no haber un aumento en la sensación de bienestar entre los sujetos procrastinadores.

Por otro lado dentro de la misma investigación se encontró una correlación entre la edad y el sexo de los sujetos, ya que se presenta más en sujetos entre los 14 y 29 años, así mismo entre más jóvenes, el sexo masculino, son quien presenta mayor prevalencia, sin embargo, conforme la edad aumenta este factor de va homologando, llegando a presentarse el mismo número de casos en ambas partes.

Hay una mayor tendencia a realizar la postergación si existe mayor estrés, mayores problemas de ansiedad y/o depresión, así como mayor fatiga. También se relacionó con una menor satisfacción de vida, concretamente con aspectos del trabajo y cuestiones salariales. Habrá que de realizar más investigaciones, estudiando el por qué se pospone las actividades, concluye el estudio.

Entonces, ustedes que dicen, ¿cuántas veces han postergado diversas actividades que deben hacer? Recordemos que vivimos a un ritmo ajetreado y de estrés al máximo, ¿creen prudente agregarle más de nuestra cosecha? Aquí les dejo estas preguntas y ustedes sabrán si le siguen agregando o no y bueno recuerden que entre menos estrés mejor calidad de vida podremos tener.

Anuncios