Hoy día se puede observar que dentro de las familias en lugar de aumentar el número de mascotashijos, se incrementa el de mascotas. Sin embargo, eso no está en discusión por el momento, aquí la cuestión es exponer los beneficios que se obtienen de estos peludos, cariñosos y animosos seres.

Las mascotas son cariñosas con nosotros, no nos juzgan, no se ríen de nosotros ni nos cuestionan, mucho menos discriminan por el aspecto físico o por los errores cometidos o al menos eso parece ser. De acuerdo con María Luz Losada Somoza (2015) se han observado ciertos beneficios en sujetos que interactúan con mascotas de forma continua y cercana, aquí algunos de ellos:

  • Uno de los primeros beneficios que se ha podido observar es la seguridad de sí misma y un mejor sentimiento de protección, la compañía de nuestras mascotas evitan la depresión por sentimiento de soledad estimulando el contacto físico y la comunicación (cuantas veces estando en casa le hablamos al perro o al gato), esta última parte de acuerdo a un estudio publicado en la revista Current Biology los caninos pueden captar la intención de las palabras que le son expresadas de forma parecida a un bebé entre los seis meses y los dos años de vida
  • En estados depresivos el sujeto no hay interés por relacionarse con nadie ni nada, al mantener un vínculo con una mascota la persona tiene un motivo para levantarse para darle de comer o sacarlo a pasear. Los individuos con síntomas depresivos se les puede dificultar el desahogarse con alguien, pero, con una mascota les puede ser más fácil.
  • Al jugar con tu mascota por un buen rato nuestro cerebro aumenta la producción de la oxitocina (hormona ligada a la excitación sexual, mejor lazos maternos, aumento de la confianza y reducción del miedo social, aumento de la empatía, entre otras), serotonina (hormona ligada a la regulación del apetito, equilibrio en el deseo sexual, controlar temperatura corporal, estados de ánimo, etc.) y dopamina (hormona ligada con la actividad motora, los estados de ánimo, la motivación, aprendizaje, la atención, el circuito de recompensa, etc.), disminuyendo el cortisol (ligada al estrés).consejos-para-elegir-una-mascota-para-ninos-1
  • En algunas investigaciones realizadas en la Universidad Commonwealth de Virginia se observó que acariciar frecuentemente a nuestras mascotas reduce el nivel de estrés y ansiedad.
  • Se ha observado que la responsabilidad y respeto hacia los demás aumenta en sujetos con mascotas, ya que se deben hacer de cierta forma responsables del alimento y de otras necesidades de los peludos amigos.
  • Al pasear a nuestras mascotas nos permite interactuar con otras personas por lo nuestra vida social puede mejorar.
  • De acuerdo a las investigaciones realizadas en las Universidades de Miami y Saint Louis observaron que ayuda a tener una mayor autoestima.

Por todo lo vertido aquí y por simple amor a estos seres peludos, cuídenlos, no compren adopten que hay muchos animalillos de la creación sin hogar. Y siempre tendrán una grata compañía aunque sean latosos e inquietos, pero podrán tener horas de entretenimiento.

Anuncios