adicciónEl psicólogo Edward Wayne Oates en 1971 hace mención por primera vez del término «workaholism» por lo que se le atañe la autoría del mismo, mediante este constructo  describe un comportamiento parecido al «alcoholismo» ya que se presentan conductas compulsivas exentas de control lo cual constituye un riesgo para la salud personal, la felicidad, relaciones interpersonales y funcionamiento social.

A partir de ese año se han generado diversas investigaciones, en una de estas últimas se llegó a la conclusión que las personas con horas laborales en exceso (workaholics) presentan mayor prevalencia con ciertos trastornos psiquiátricos. Las personas que presentan estos rasgos pueden ser propensas al Trastorno Obsesivo-Compulsivo (OCD/TOC), Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHD/TDAH), depresión y ansiedad.

En Noruega se realizó un estudio con 16,426 personas, concluyendo que los workaholics obtuvieron puntuaciones altas en síntomas relacionados con ciertos trastornos psiquiátricos.

Aquellos que toman su trabajo al extremo pueden presentar signos de problemas psicológicos o emocionales más profundos. La Dra. Cecilia Schou comentó que los resultados pueden reflejar vulnerabilidades genéticas y trastornos que conducen a esta adicción o en su caso la adicción al trabajo causa este tipo de trastornos.

La Dra. Schou describe siete signos presentes en la adicción al trabajo:

  1. adicto-al-trabajo1Piensas como obtener más tiempo para trabajar.
  2. Gastas más tiempo en el trabajo de lo previsto al inicio.
  3. Trabajas para reducir los sentimientos de culpa, ansiedad, impotencia o depresión.
  4. Le han recomendado disminuir su tiempo laboral sin escucharlos.
  5. Se estresa si le prohíben trabajar.
  6. Da prioridad al trabajo que a las aficiones, actividades de ocio y/o ejercicio.
  7. Se ha trabajado tanto que ha influido negativamente en su salud.

El estudio fue publicado en la revista PLoS ONE (Andreasen et al., 2016).

Anuncios